Tarde he descubierto…

reloj monedas

Foto: Pixabay

…que la honestidad no es ya un valor, ni de valor tan siquiera.

Que hoy día más se estima

la hipocresía.

Que toda organización bebe

hipocresía

y falsedad

y se nutre y revuelca del lodo y en el lodo de las sonrisas postizas,

los aplausos de los cobardes

las zancadillas de los mirones,

las palmadas de los brutos, adornadas de puñales…

La fidelidad del lobo

La fidelidad del lobo

La fidelidad del lobo

Foto: Pixabay

Quizás puedas recoger a un lobo solitario de los bosques.

Tal vez logres que acepte dormir en el suelo de tu cabaña.

Puede que consigas que coma de tu mano las sobras de tu mesa…

E incluso logres que sienta por ti fidelidad y te defienda contra el oso…

La fidelidad del lobo.

Pero ten por seguro que, si un día te atreves a amenazar con golpearle, levantará su hocico.

Y si al día siguiente le muestras la vara, él te enseñará sus caninos.

Y, si al final eres tan inconsciente como para llegar a golpearle, ten por seguro, pero por muy seguro, que devorará hasta el último asomo de tus carnes.

Después, escarbará bajo el suelo de tierra de tu cabaña, y enterrará tus huesos donde jamás nadie pueda hallarlos…