Modelo jerárquico de dirección

«El modelo jerárquico de dirección apoya las necesidades del ego de los directivos, sobre todo de los que no tienen confianza en su propia capacidad para ayudar a otras personas a volverse productivas.»

– James Autry y Stephen Mitchell, El Tao Te King en la empresa.

El modelo jerárquico de dirección apoya las necesidades del ego de los directivos. El Tao Te King en la empresa Clic para tuitear

Sigue leyendo…

Ancelotti: liderazgo tranquilo

liderazgo

Foto: Pixabay.

Sabéis que no soy ‘hombre de fútbol’. Y si no lo sabíais, acabo de decíroslo.

Lo que sí conocéis de mí es que me interesa el tema del liderazgo y la gestión de personas, y éste tomado desde todas las vertientes posibles, sin importar el ámbito temporal, geográfico e incluso saltando ‘de especie’…

Por ese motivo, cuando hace escasos días supe que Ediciones Urano sacaba a la luz un libro[1] de memorias de Carlo Ancelotti (futboleros, ¿qué podría añadir yo sobre este gran técnico, que vosotros no sepáis ya? He de ser humilde al respecto y no haré aquí repaso alguno de su inmensa y exitosa carrera futbolística) y que más que un autocensurado anecdotario al uso, lo habitual en las edulcoradas y fantasiosas memorias de los famosos, me encontraba frente a un posible recopilatorio de consejos sobre el liderazgo, basados obviamente en la experiencia (‘la madre de la ciencia’. Res, non verba…) no pude sino hacerme con un ejemplar para degustar sus páginas, armado por supuesto de marcadores de colores, con el ansia voraz propia de un caníbal…

Sigue leyendo…

Gestión de personas: Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

liderazgoUno de los peores errores que puede cometer un directivo es el de desmontar un equipo altamente eficaz.

Si como directivo eres consciente de que tus colaboradores han creado equipos de probada eficacia, abstente de jugar con ellos una partida de ajedrez que, si no acaba en tablas, puede acabar con el tablero por los suelos…

Los ejecutivos que saben liderar H.E.T, s. (Highly Effective Team’s) se rodean de colaboradores eficaces cuya confianza se han ganado gracias a una combinación de sinceridad, transparencia, comunicación, y calidad humana.

Se lideran personas, y no peones de un tablero… Y las personas responden otorgando confianza a quienes han sabido ganársela.

La confianza no se impone por el látigo.

Los Indiana Jones empresariales no sirven hoy, en un ecosistema empresarial en el que la inteligencia emocional debe primar en la gestión de los RRHH.

Los ejecutivos debemos liderar personas, talentos, conocimiento

Quienes teman que sus colaboradores puedan demostrar mayores habilidades o conocimientos que ellos en ciertos campos, quienes pretendan tener solo autómatas programados para dar satisfacción a su propio ego y aspiraciones, no deben estar al frente de un equipo.

Cuando un ejecutivo líder, logra hacerse con un equipo altamente eficaz, debe  considerar que el camino comienza a andarse por el adecuado sendero del éxito y la satisfacción, tanto profesional como personal.

Por eso, recuerda y exige:

Don’t touch my team!!!