Nuestros muertos en FaceBook

Hoy estaba invitando a mis contactos en FaceBook a que dieran ‘Me gusta’ en Escuela de Vida ‘GAIA’,  cuando me he hecho consciente de la cantidad de ‘amigos muertos’ que me aparecían…

Sí, así, sin eufemismos: una decena o más de amigos muertos.

Amigos, compañeros, conocidos… que ya no están conmigo.

Conocidos, compañeros, amigos… que siguen sin embargo sonriéndome desde su página en FaceBook…

Y que la red social continúa proponiéndome que interactúe con ellos, que les hable, que dé like a sus antiguos estados y escritos, fotos…

Que les invite a seguir formando parte de mi vida, como si nunca hubieran partido…

Me ha invadido una extraña sensación, como la de que un omnímodo demiurgo me abriera las puertas a un mundo irreal que amenazaba con atraparme una vez dentro,  y del que jamás lograría escapar… ni aun muerto.

Es surrealista. Si Dalí o Buñuel siguieran deleitándonos con sus obras, seguramente habrían encontrado en las rdes sociales una fuente inagotable de inspiración.

He comenzado a eliminar la ‘amistad’ de esos amigos muertos.

Félix Romeo Pescador, José Atarés, Javier Delgado, Óscar Quirós… y muchos otros.

Y no porque no los recuerde con nostalgia, con cariño, con admiración… Sino porque los llevo conmigo, en mi corazón, y no quiero que su recuerdo quede pervertido por una red social en el fondo inhumana. Un bot, una máquina, una base de datos robados…

Mis amigos viajan en esta vida conmigo. Siempre.

 

Avatar

Acerca de Raúl Tristán

Psicólogo Col. Nº A-03021. Psicoterapeuta
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.