¡Párate!

Cuando todo te parezca convulso, y te encuentres confundido, ¡párate! No corras desesperadamente. No emprendas una huida a ninguna parte.

¡Párate! Estáte quiet@. Moverse en tiempos confusos te convierte en un moscardón intentando llegar a la luz estrellándose contra el cristal.
A veces preferimos movernos sin parar porque somos incapaces de pararnos y hacer el silencio, y encontrarnos con nuestro verdadero Yo.

Avatar

Acerca de Raúl Tristán

Psicólogo Col. Nº A-03021. Psicoterapeuta
Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.