Cuando la Mafia me enseñó a hacer negocios

El mundo de los negocios

«Nothing personal,

it’s just business.»

 

«Nothing personal, it’s just business.» se ha convertido en una de las citas más famosas que hacen referencia al duro mundo de los negocios.

Quizás si Al Pacino, magistral en el papel del Michael Corleone, no la hubiera pronunciado a su manera (“It’s not personal, Sonny. It’s strictly business.”) en la obra maestra de Coppola, «The Godfather«, jamás habría permanecido enmarcada para la historia en las paredes de muchos despachos de directivos…

Pero Puzo hizo ‘trampa’

Los escritores somos así: tomamos algo de la realidad y lo transformamos a nuestro antojo… La frase que el Al Pacino transmutado en Corleone deja escapar de su garganta, como si de un inocente e inofensivo ‘Buenas noches’ se tratara, no fue fruto original de su excelente imaginación de creador. Don Mario, a la hora de crear, se inspiró en la expresión de un personaje real, un contable (en la vida de no ficción siempre hay un contable…), Otto Biederman, asesor de un gánster miembro del crimen organizado en la América de los años treinta. Y así, el célebre «Nothing personal, it’s just business.«, constituye quizás su mejor herencia…

  Sigue leyendo…