Financiación empresarial: un peligroso mundo

….lleno de soñadores, embaucadores… ¡y bancos!

Financiación empresarial

Foto: Pixabay.

Una de las cuestiones universales que afectan a todo negocio, se encuentre éste en sus comienzos, en su etapa de meseta o en la de crecimiento y expansión, es el problema de la financiación. Bien sea porque pretendemos dar vida desde cero a nuestro sueño empresarial, porque ya hace un tiempo que le hemos dado vida y queremos que siga funcionando o porque ha resultado todo un éxito escalable que nos empuja irremediablemente a crecer… ¡necesitamos dinero, más dinero!

Mi primer consejo en este sentido es muy claro: un negocio no debe comprometer su viabilidad presente o futura ‘invirtiendo’ aquel capital del que no dispone.

Quizás parezca una posición conservadora, pero, aunque no sea la postura de moda, se encuentra bien fundamentada. Y para justificarla, planteo una metáfora fácilmente comprensible: la compra de vivienda y la consiguiente asunción de una deuda hipotecaria.

Sigue leyendo…

La fiebre emprendedora: emprendedores por decreto

Emprendedores: o todo el mundo puede tener un negocio

"En este país de la subvención, la moral judeocristiana caló hondo"
Emprendedores por decreto

Emprendedores a la voz de ¡ar! Foto: Pixabay.

«¡Hágase emprendedor!», parece haberse convertido en la expresión de moda en nuestros días, lo que en lugar de alegrarme, me causa cierta desconfianza: en España, por tradición ancestral, se ha denostado a aquellos que pretendían vivir de un negocio propio, es decir, los empresarios. «El 95% de lo que te cuenten sobre los emprendedores es mentira podrida»

Porque no hay que llevarse a engaño: un emprendedor no es sino un embrión de empresario aguardando el fin del periodo de gestación. Y sí, se lo digo alto y claro a todos aquellos que echan pestes del empresariado, y sin embargo se creen muy modernos tildándose de emprendedores…

¿Qué ha ocurrido entonces en España? ¿Ha bastado el solo cambio de denominación para lograr que una figura odiada, pase a convertirse en el ideal que todos debemos ser? No me lo creo.

Sigue leyendo…

Empresa familiar: modelos de éxito o fracaso en su gestión

La empresa familiar, independientemente de su dimensión o volumen de negocio, posee una serie de características estructurales que la definen de forma distintiva.

Una de dichas señas de identidad ha sido (y en muchos casos todavía continua siéndolo) el inmovilismo en el management, es decir, el mantener una visión tradicional y estancada de cómo debe gestionarse el negocio, de cuál debe ser su modelo de funcionamiento.

Sigue leyendo…