Ayudar a un amigo… Sí pero…

 

Ayudar a un amigo, a una amiga, a una pareja… ¿sabemos realmente cómo hacerlo?

Ayudar a un amigo. Psicólogo en Zaragoza Raúl G. Tristán

Ayudar a un amigo… Sí, pero hasta donde acaba nuestra responsabilidad

Supongamos el caso de un joven cuyo mejor amigo se enamora perdidaemente de una de sus amigas, con la mala suerte de no ser en absoluto correspondido.

El joven sufre por el amigo, y  se pregunta qué es lo que él puede hacer para que la situación de su amigo mejore… 

Por mucho que a una persona nos una una relación de amistad, hemos de dejar que tome las riendas de su vida. Que sea ella la que se responsabilice de las situaciones que vive.

Ser su amigo significa creer en él, en sus capacidades, y no hacer por él lo que le corresponde en su propia autonomía. Clic para tuitear

De lo contrario, en vez de ayudarle le estamos convirtiendo en una persona dependiente de nosotros, sin capacidad para decidir y actuar, e incluso de darse cuenta por sí mismo de cuándo una relación le resulta conveniente o no.

Si de verdad queremos a alguien, ya sea como pareja o como amigo, estimularemos su autonomía, su capacidad de darse cuenta de las cosas, y favoreceremos así su crecimiento.

En el caso del amigo de este joven, el forzar la situación por él, sin que salga de él mismo, sólo puede llevar a complicarlo todo, y que la responsabilidad de lo mal que pueda ir algo, caiga sobre el amigo bienintencionado, que quizás incluso se sienta culpable por ello.

Estamos para acompañar a nuestros amigos en su camino, y ayudarles con aquello que nos pidan, pero no para sustituirles en sus decisiones y acciones.

Si de verdad te importa tu amigo, ayúdale a darse cuenta de su situación, sin decirle tú lo que ves, sino con preguntas que le lleven a responderse a sí mismo.

Sólo lo que él por sí mismo sea capaz de ver, le resultará válido. Y permanece a su lado para acompañarle en las emociones que pueda necesitar mostrar.

Y si sigues teniendo dudas, consulta a tu Psicólogo experto en Zaragoza, y por si no sabes dónde, AQUÍ puedes encontrarle.