Ojos que miran, ojos que ven

ojos que ven

Foto: Pixabay

Esta mañana me he  despertado de un largo sueño,

de un letargo antiguo que me mantenía como moribundo.

 

Abriendo mis ojos te he visto, recostada sobre la cama, allí a mi lado.

Furioso me he clavado los dedos entre las costillas, hundiéndolos hasta abrirme el pecho,

y sacando de él mi corazón helado

lo he puesto junto al tuyo,

cuando abriendo tus ojos, tú también me has mirado.

Avatar

Acerca de Raúl Tristán

Psicólogo Col. Nº A-03021. Psicoterapeuta
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.