Gestión de personas: Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

Don’t touch my team!!

liderazgoUno de los peores errores que puede cometer un directivo es el de desmontar un equipo altamente eficaz.

Si como directivo eres consciente de que tus colaboradores han creado equipos de probada eficacia, abstente de jugar con ellos una partida de ajedrez que, si no acaba en tablas, puede acabar con el tablero por los suelos…

Los ejecutivos que saben liderar H.E.T, s. (Highly Effective Team’s) se rodean de colaboradores eficaces cuya confianza se han ganado gracias a una combinación de sinceridad, transparencia, comunicación, y calidad humana.

Se lideran personas, y no peones de un tablero… Y las personas responden otorgando confianza a quienes han sabido ganársela.

La confianza no se impone por el látigo.

Los Indiana Jones empresariales no sirven hoy, en un ecosistema empresarial en el que la inteligencia emocional debe primar en la gestión de los RRHH.

Los ejecutivos debemos liderar personas, talentos, conocimiento

Quienes teman que sus colaboradores puedan demostrar mayores habilidades o conocimientos que ellos en ciertos campos, quienes pretendan tener solo autómatas programados para dar satisfacción a su propio ego y aspiraciones, no deben estar al frente de un equipo.

Cuando un ejecutivo líder, logra hacerse con un equipo altamente eficaz, debe  considerar que el camino comienza a andarse por el adecuado sendero del éxito y la satisfacción, tanto profesional como personal.

Por eso, recuerda y exige:

Don’t touch my team!!!

Avatar

Acerca de Raúl Tristán

Psicólogo Col. Nº A-03021. Psicoterapeuta
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.