La muerte no es el final

la muerte no es el finalLa muerte no es el final, no, no lo es…

Hace unos escasos días supe que una persona a quien conocí en un pasado y duro tramo de mi camino en la vida, ‘ha cruzado al otro lado’.

Él y yo no fuimos amigos, ni tan siquiera llegamos a ser compañeros…

Superior él, subordinado yo, y por medio una hostilidad sin sentido, que hoy no dudaríamos en calificar de mobbing, o acoso laboral.

Pude ver el odio reflejado en sus ojos durante mucho tiempo. Quizás más del que debiera haber soportado.

Cada cual sobrevive como puede. Seguramente mi mirada también le transmitió a él mis pensamientos… Sigue leyendo…