Comunicar para existir, sí pero…

comunicar

Foto: Pixabay

En un mundo hiperconectado y globalizado, en el que se considera muy acertadamente que tanto creadores, como profesionales liberales,  como empresas, son/somos marcas,  estos, muchas veces sin saber bien por qué ni cómo, se lanzan al terreno de la Comunicación al igual que en los siglos I y II salían los cristianos a la arena del circo romano: a pecho descubierto, sin armas y sin preparación alguna. “Si no comunicas, no existes” advierten los Dircom, y los marketinianos asienten confirmando sus palabras.

Y sí, es cierto, si no comunicas no existes, pero…

Sigue leyendo…