Blue Valentine: etapas de una relación de pareja

blue valentineAnoche pudimos disfrutar en La2 de TVE (en horario prohibitivo para currantes y sólo apto para vampiros 🦇) de una muy interesante película de Ryan Gosling: Blue Valentine (2010). Un más que aceptable retrato de la vida en común.

La evolución de una relación de pareja desde el enamoramiento en la etapa universitaria… a los escarceos con diversos compañeros, el embarazo no programado, la boda ¿por amor?; la presencia ‘ausente’ del amor que pudo ser pero no fué; la relación tóxica actual…

Y el divorcio, con el problema añadido de una hija de por medio. Un desenlace previsible, entre el marido aún enamorado, que ha fallado pero pretende recuperar su matrimonio, y la esposa, desencantada que ya no siente nada por su pareja…

Los flashback se entreveran con el presente…

Cuando se llega a cierta etapa vital, ante un hoy asfixiante, el pasado retorna, y nos replanteamos nuestras decisiones.

¿Y si hubiera tomado otra dirección, otro camino, y no el que tomé? ¿Qué habría sido de mi vida si…?

¿Tengo una hija en común, que fue quizás la causa de que me embarcara en un matrimonio condenado de antemano al fracaso?

¿Debo, por esa hija en común, seguir en una relación zombie?

¿Debo continuar en la relación de pareja, sólo porque mi compañero sigue enamorado y no quiero hacerle daño?

Un sinfín de cuestiones de relación de pareja trascendentales se te suscitan en este recomendable film, dependiendo de en qué fase de tu relación te encuentres y qué tipo de la misma mantengas.

Pero aún hay más: podemos extraer enseñanza de la vida de una adolescente que se inicia en el sexo con tan sólo trece años, que llega a mantener relaciones sexuales con más de veinte parejas en poco tiempo, y que no ha tenido un modelo de familia adecuado… con unos padres que no son precisamente ejemplo de lo que debería ser una relación matrimonial sana.