La avaricia siempre rompe el saco

Que no está bien intentar aprovecharse de los demás es algo que sabemos todos, pero pocos practicamos.

En cuanto se nos brinda la pecaminosa ocasión, miramos para los lados por si alguien nos está viendo y, si no es así, “ancha es Castilla”.

Reflexiono al hilo del último caso de tocomocho que ha acontecido a un anciano de 70 años, que por querer ser más listo que “los malos” se ha quedado sin 4.000 euros, a cambio de cupones de la ONCE sin valor alguno.

Sigue leyendo…

Una pica en el imperio

Los EEUU comienzan a hacer aguas.

Un hispano se les ha colado hasta la cocina y amenaza con boicotear a las grandes cadenas de hamburguesas y perritos calientes, y sustituirlas por cantinas; sueña el pueblo con frijoles y tortitas de maíz, con guacamole y hormigas fritas; y lo que es más: en ese español rejuvenecido por el habla hispana. Tiembla el gobernador Terminator…

El futuro del Imperio se escribe con Ñ.

Y es que, como decía Loquillo en una de mis canciones favoritas,: “Siempre quise ir a L.A.”.

Debate sobre el estado de… ¿de?

El Debate sobre el estado de la Nación, perdón, ¿Nación?.. de las ¿Naciones?, de las ¿nacionalidades?, del ¿Estado de Naciones?… Llamaré a Carod para que me lo aclare, Maragall no sabe no contesta, sólo tiene claro que el sillón de President debe seguir siendo suyo.

El caso es que este debate es, desde mi humilde y profano punto de vista, uno de los acontecimientos políticos más interesantes que tienen lugar hoy en día en la esfera parlamentaria. Creo que nadie debiera perdérselo, pues en él, los que se supone son nuestros representantes, aquellos que velan por nuestros intereses, despliegan sus dormidas y ocultas habilidades, a veces sólo supuestas, en el antiguo arte de la oratoria.

Es de agradecer a algunos de estos prohombres que, al menos en estas escasas ocasiones, acudan a la cómoda poltrona que ocupan con los deberes bien hechos.

Sigue leyendo…