Psicología y Marketing: el spot de Seguros Ocaso

Seguros Ocaso: un spot para deprimirte.

[Advertencia: este artículo está hecho desde el cariño… El cariño crítico, desde luego, porque cuando se ve algo erróneo, debe señalarse para que sea corregido y no termine en catástrofe. Sirva pues de crítica constructiva…  Por esa misma razón, y para evitar susceptibilidades, he preferido no publicarlo en elEconomista].

Algo de Psicología, Sociología, Historia y Antropología para analizar la publicidad

  • Uno de los campos de aplicación de las investigaciones en Psicología es el del Marketing y la Publicidad.
  • La publicidad eficaz hace surgir en el consumidor las emociones adecuadas a sus intereses.

Antecedentes

sol poniente

Foto: Pixabay

La empresa conocida como Seguros Ocaso constituye en realidad un grupo empresarial con orígenes en los años veinte del siglo pasado, y centrado en los ramos tradicionales del sector asegurador: Decesos, Personales y Generales.

Se encuentra constituido por dos grandes sociedades: Ocaso S.A. de Seguros y Reaseguros y Eterna Aseguradora S.A. Compañía de Seguros y Reaseguros.

Sus datos financieros son excelentes (según informes de terceros). Y no voy a ser yo quien lo ponga en duda, pese a lo cual a mí, particularmente, no me dice gran cosa, dado que hay dos tipos de agencias privadas que no me merecen credibilidad y sí desconfianza, en base a su tradicional hacer: las agencias de calificación de riesgos y las auditoras en general.

El ‘anuncio’ que por tu tranquilidad es mejor no ver

Bien os dejo aquí el anuncio que centra mi interés desde hace tiempo, y que me resistía a comentar, pues tan sólo ponerme manos a la obra me provoca rechazo… pero he estado demasiados años desarrollándome profesionalmente en el campo del marketing y de la comunicación como para ignorarlo… Quizás es que soy algo rarito.

Juzgad vosotros mismos:

Despiece en la carnicería psicológica marketera

Este spot aúna todos los ingredientes necesarios para que, si te quedas a verlo por completo, precises para recuperarte del shock de varias sesiones de psicoterapia o unas altas dosis de antidepresivos…

Comienzo en 3, 2, 1…

Seguros Ocaso: La música y la voz en off

La parte musical, banda sonora o sintonía del anuncio televisivo es el aria “Casta Diva”, de la Ópera Norma, de Bellini que canta a… ¡la Luna! en un anuncio que habla de un sol… Curiosa contradicción.

No obstante, da cuenta de lo que vamos a encontrarnos: una publicidad que parece anclada en el Versalles del ‘Rey Sol’ Luis XIV… y dirigida a nobles fatuos y burgueses de orondas panzas, que viven ajenos a la realidad de la vida, aislados en un mundo ideal creado para ellos y para su disfrute en la etapa que pone fin a su existencia…

En el marco de este anuncio, esta música me inspira la paz de los cementerios… en absoluto disfrute y gozo de vivir. Angustia y deprime.

Y la voz en off parece estar administrándote la extrema unción… Máxime cuando es la voz de Hannibal Lecter… (ojo, con todo mi respeto hacia Camilo García, cuya profesionalidad es excepcional. Aquí hablo de que no me parece adecuada la elección por sus resonancias…).

Seguros Ocaso: La protagonista

La percepción anterior se ve reforzada por la imagen descendente (desde las alturas, desde la parte superior…) de una niña de cabellos dorados como el Sol: clásica imagen de una infante de la aristocracia palaciega…

Niña que seguirá pasando por las etapas de su vida (las propias de una mujer tradicional: encuentra un marido y ‘monta’ una familia al uso) ajena a la realidad, en un mundo de fantasía que se supone ‘la póliza’ le garantizará (la imagen cabalgando en un corcel blanco nos recuerda por una parte a Lady Godiva, y a las Amazonas, y por otra podría analizarse desde un punto de vista freudiano).

Nuestra protagonista acabará sus días como era de suponer: en su jardín, con su perro y su marido, esperando la llegada de la Parca Morta. Me da repelús sólo pensarlo…

Seguros Ocaso: El laberinto

laberinto

Foto: https://aikun.wordpress.com

El laberinto de la vida“. Independientemente de la fuerza metafórica que el laberinto representa desde tiempo inmemorial, presenta en este caso una triste imagen de la la vida como recinto temporal en el que nos hacen entrar al nacer, y del que tenemos que encontrar la salida, a través de la muerte…

Si le añadimos que este laberinto por su tipología presenta factura palaciega (aristocrática), volvemos a transmitir la sensación de la exclusividad por la pertenencia a una clase privilegiada…

Por otra parte,  ¿no os da la sensación de que en alguno de sus recovecos aguarda el momento oportuno el Minotauro…?

Seguros Ocaso: El sol de la tranquilidad

¡Llamad a Iker Jiménez!, porque esos soles no dan tranquilidad alguna: parecen las típicas bolas de fuego de los fenómenos paranormales… o las de Dragon Ball.

Conclusiones. Target y futuro.

Concluyendo: el anuncio al completo transmite la sensación de hallarte en la residencia de ancianos, con un pie en el más acá y otro en el más allá, cansado, agotado de vivir, arrugado y viejo, con los nietos esperando que ‘la espiches’ para quedarse con tus ‘soles dorados’…

Estás a un paso del tanatorio o de la sala de tanatopraxia/tanatoestética de la funeraria… La angustia, la asfixia de la muerte, sobrevuela el laberinto constantemente al acecho…

Suena caduco, antiguo, rancio, a la par que elitista.

Está diseñado para ancianos de la vieja escuela y maduros que no han evolucionado…

No creo que llegue a tocar la fibra sensible de adultos ni de jóvenes.

Yo jamás contrataría ningún producto en estas condiciones emocionales, porque la imagen de marca y la publicidad me inspiran todo lo contrario a lo que quiero sentir y experimentar en mi vida…

Creo que la empresa en general debería comenzar un proceso de re-branding y re-targeting que la lleve a actualizarse en imagen de marca y en mercado potencial

  • El nombre: ‘Ocaso’ no atrae, sino que repele. El ocaso es la muerte, es el final, es el ‘se acabó’… Y ¡qué decir de ‘Eterna Aseguradora’! Se me ponen los pelos como escarpias…
  • El logo: El sol… nuevamente del ocaso, es un logo que pesa… hasta hundirse en el océano.
  • Fuera músicas y voces de ultratumba…
  • Fuera símbolos de soles dorados…
  • Abrirse a una población más joven, creando productos y servicios apropiados, con una marca adecuada.

 

Acerca de Raúl Tristán

Mentor de Desarrollo Personal, Profesional y de Negocios.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario