Cuando la Mafia me enseñó a hacer negocios

El mundo de los negocios

“Nothing personal,

it’s just business.”

 

Nothing personal, it’s just business.” se ha convertido en una de las citas más famosas que hacen referencia al duro mundo de los negocios.

Quizás si Al Pacino, magistral en el papel del Michael Corleone, no la hubiera pronunciado a su manera (“It’s not personal, Sonny. It’s strictly business.”) en la obra maestra de Coppola, “The Godfather“, jamás habría permanecido enmarcada para la historia en las paredes de muchos despachos de directivos…

Pero Puzo hizo ‘trampa’

Los escritores somos así: tomamos algo de la realidad y lo transformamos a nuestro antojo… La frase que el Al Pacino transmutado en Corleone deja escapar de su garganta, como si de un inocente e inofensivo ‘Buenas noches’ se tratara, no fue fruto original de su excelente imaginación de creador. Don Mario, a la hora de crear, se inspiró en la expresión de un personaje real, un contable (en la vida de no ficción siempre hay un contable…), Otto Biederman, asesor de un gánster miembro del crimen organizado en la América de los años treinta. Y así, el célebre “Nothing personal, it’s just business.“, constituye quizás su mejor herencia…

 

Si la vida te da limones, hazte limonada

como suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vidaAlgo parecido leí hace ya decenios en uno de mis libros de cabecera, que firmaba Dale Carnegie, “How to Stop Worrying and Star Living” (Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida, se tituló en español). Y eso fue lo que debió pensar Louis Ferrante, miembro del temible clan de los Gambino, una de las cinco familias mafiosas que controlan la ciudad de Nueva York, cuando fue consciente de que sus crímenes le iban a costar el pasar más de ocho años encerrado en una prisión …

Ferrante era un mafioso, y era y es muy listo, inteligente de verdad: no delató a nadie, como mandan los cánones de la Cosa Nostra, y por el contrario decidió sacar rentabilidad a sus conocimientos y a su experiencia, y así nació Mob Rules o en la edición española a cargo de la editorial Conecta, Aprenda de la Mafia. Para alcanzar el éxito en su empresa (legal).

Decidí dar rienda suelta a ese espíritu agresivo que había desarrollado en la Mafia, un mundo en el que primero hay que sobrevivir, antes de lograr el éxito.

De repente me di cuenta de que tenía una gran ventaja sobre esas personas tan pequeñas: las experiencias de mi vida eran la pista de entrenamiento para mi éxito. (Louis Ferrante)

Aprenda de la mafiaEscritor, conferenciante, motivador, Ferrante acapara medios de comunicación, premios y reconocimientos, y podría mostrarse como el paradigma del cambio personal: si el individuo quiere, si está dispuesto a exprimir su limón, puede modificar el rumbo de su vida aun partiendo desde las condiciones más duras y lograr ofrecernos una excelente limonada.

Con voluntad, esfuerzo y sacrificio, poniendo el foco en una meta adecuada, cambiar tu destino y alcanzar el éxito en todos los campos, es posible.

Lección 11.

Convertir la basura en oro: olfatear la oportunidad.

 

Las 88 lecciones que un exmafioso puede darte y que no olvidarás jamás

Estructurado en tres partes, en la primera de ellas, que cuenta con treinta lecciones, Ferrante expone las claves para convertirse en un buen ‘soldado’ (o empleado, que diríamos en el mundo de la empresa).

En la segunda, que consta de veintiocho lecciones, se dan las directrices básicas para convertirse en un ‘capo’ (o mando intermedio en la empresa…).

En la tercera y última, intentará hacer de ti, en treinta lecciones, un excelente ‘Don’ (el Jefe, en ámbitos empresariales).

Lección 40.

Los tipos más duros son los más susceptibles: nunca avergüence a nadie en público.

Cada lección supone un compendio de sabiduría 100% práctica, basada en la eficacia probada de la propia experiencia vital, durante su pertenecía al crimen organizado, debiendo actuar y tomar decisiones en situaciones bajo la mayor presión que puede imaginarse cuando lo que está en juego es como poco la libertad, y lo que es más habitual, la propia vida. La lección se resume en una frase que constituye su condensación, su esencia, lo que la convierte en memorable…

 

Lección 78.

Pueden tocarse el culo en la pista de baile: no permita que las opiniones se interpongan en los beneficios.

 

Plagado de citas de famosos, de políticos, de empresarios, de jueces o de mafiosos, de personajes de ficción…; salpicado de diálogos, en un juego de storytelling magnífico; o de referencias a acontecimientos históricos; desarrollado con un lenguaje sencillo, vulgar y de la calle en ocasiones (porque de ese modo se transmite el mensaje de forma más adecuada), tenemos en Aprenda de la Mafia un auténtico manual de Management Personal, Profesional y de Negocios, de Liderazgo y de Dirección de Equipos e incluso de Gestión del Talento.

Como escribí en mi anterior artículo, en las escuelas de negocios y universidades debería obligarse menos a aprenderse y memorizar horrendos libros de texto anticuados y más a disfrutar con la lectura de libros que extraen el conocimiento de la experiencia, como es el caso.

Y no se preocupen, porque es mi intención continuar sorprendiéndoles con más ‘manuales atípicos’.

En los negocios, como en la vida, es importante saber que hasta los enemigos más acérrimos pueden resolver sus diferencias y prosperar juntos. (Louis Ferrante)

[Artículo original publicado el 26/01/17 en mi columna de elEconomista.es]

***Ferrante, L. Aprenda de la Mafia. Para alcanzar el éxito en su empresa (legal) 8ª ed. Barcelona: Editorial Conecta; 2016

Acerca de Raúl Tristán

Mentoring & Coaching. Business Development & Management Consulting.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario