Muerte a la Publicidad, larga vida al Marketing de Contenidos Experimentados

Publicidad vs Marketing de Contenidos

La publicidad, entendida como la entiende  el común de los mortales, es en muchas ocasiones una basura.

El ciudadano de a pie, está harto de que le vendan mentiras

publicidad vs marketing de contenidos

Primer número de la Revista Zig Zag, 1910.Foto: santiagonostalgico

El chaval que pasa las horas muertas frente al ordenador, soportando los ads que ni le van ni le vienen…

Los padres que, tras la agotadora jornada laboral (si en el mejor de los casos aun conservan su esclavizador trabajo) se tumban en el sofá ante la televisión, están hastiados de las maratonianas sesiones de interruptus publicitario,

que cortan en la mejor escena su serie favorita, les dejan adormilados en el desenlace de la película (que se hace de duración eterna y acaba a altas horas de la madrugada);  el/la am@ de casa está asquead@ de que le vendan los mismos productos milagrosos de siempre (para las manchas, para el polvo, para…) maquillados, pero envueltos en anuncios idiotas… o creados por idiotas que nos toman por imbéciles… la imaginación de los publicistas resulta en numerosas ocasiones sencillamente patética.

No, no abundan los lorentes de los detergentes o  los ristos de las compresas…

Sufrimos una carencia de neuronas creativas en todos los ámbitos de nuestra cotidianeidad. Clic para tuitear

Y es que hay anuncios que parecen fruto de una noche de borrachera, de un mal ‘viaje’ o de simples pocas ganas de trabajar…

Hacer algo bien, con interés, cuesta tiempo… sí, tiempo, sudor,… un esfuerzo que muchos, apoltronados en la comodidad, no están dispuestos a realizar.

No queremos que nos vendan mentiras

No queremos publicidad, porque hoy por hoy, decir publicidad es lo mismo que decir: “Te voy a contar un cuento, verás qué contento me pongo si tú te lo crees mientras yo te miento..”.

Sólo queremos que, dado que para adquirir algo que puede sernos de utilidad, porque cubre alguna de nuestras necesidades, primero hay que tener conocimiento de su existencia, se nos haga una exposición clara y concisa de las necesidades que vamos a ver cubiertas gracias a dicho producto o servicio… pero sin adornos superfluos, engañosos, sin subterfugios del lenguaje que lleven a equívocos sobre supuestas propiedades increíbles…

La honestidad, la sinceridad, decir las cosas claras, sin ambages ni rodeos, … es lo que queremos.

Y no queremos tampoco la publicidad subliminal, encubierta…

…esa que nos cuelan subrepticiamente en las películas americanas, en las que la cámara enfoca con insistencia la marca de cereales de desayuno que la familia feliz se zampa en la soleada cocina; o el logo del automóvil que el héroe conduce como si fuera un piloto de Fórmula 1; o la marca de la botella de güisqui que el desahuciado detective se pimpla sin pestañear siquiera…

Preferimos el Marketing de Contenidos Experimentados…

Dejamos atrás el Marketing de Contenidos y el Marketing de Experiencias, y añadimos un tercer concepto, el Marketing de Contenidos Experimentados.

…porque nos habla del producto o del servicio sin  falsedades; porque no pretende ‘vendernos la moto’

…porque si me recomiendan cualquier producto o servicio, por ejemplo un libro, antes se lo han leído, y han hecho una crítica objetiva del mismo

…porque implica pasión, sentimiento, emoción… sin olvidar los datos, las características

Todo lo recomendado, lo aconsejado, debe haber sido experimentado de alguna manera por quien nos lo… Clic para tuitear

¡¡Es como el boca a oreja, pero a escala planetaria!!

¿Y qué beneficios tiene para el anunciante?

… es un marketing mucho más ‘al alcance’ de los anunciantes, tanto por inversión necesaria como por la enorme diversidad de plataformas y tipos de productos y servicios que pueden utilizarlo. Puede hacer uso del mismo desde un escritor a un fontanero, un médico, un restaurante, una cafetería, una editorial, una PYME o una gran empresa, una superficie comercial, una Marca, un centro comercial, una tienda de ropa, una start-up o un guionista de cortos, un pintor o un escultor, una agencia de viajes, un concesionario de automóviles, una bodega o una marca de productos deportivos, biodanza, o… ¡todo lo que quieras!

…llega más a su target

…es percibido como un servicio, y no como un elemento ‘invasivo’. Informa.

Acerca de Raúl Tristán

Mentor de Desarrollo Personal, Profesional y de Negocios.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario