Los oficios del periodista, de la Asociación de la Prensa de Aragón

CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Los oficios del periodista, de la Asociación de la Prensa de Aragón

Descargable AQUÍ


Con Jorge Alcalde, Matías Antolín, Tomás Delclós, Arcadi Espada, Joaquín Ibarz, Fernando García, Mariano Gistaín, Gustavo Sierra y un dibujo de Antonio Fraguas “Forges”

Traigo hoy a estas líneas un pequeño librito, válgame la redundancia, pero ¡voto a Bríos que es pequeño el renacuajo!, digo que este cómodo de transporte y lectura libretillo, lo conservo desde que hace años acudiera a lo que en principio eran iniciales reuniones de blogueros obitacoreros, que organizara en Zaragoza el inquieto Gabriel del Molino, artífice del ya consagrado término Bloggellón, y que en una de estas tertulias interneteras el gran periodista Mariano Gistaín, pionero de la Red con su Texto casi Diario, y añorado columnista de El Periódico de Aragón con su espacio La ciudad de las gaviotas, lo cediera para su lectura… y al final me lo regaló. Gracias Mariano.

Bien, ¿cuántos años han pasado ya de ello? Supongo que… cinco, o seis, … el tiempo… ¡cómo nos sobrepasa y deja atrás!

Los oficios del periodista se editó por la  Asociación de la Prensa de Aragón en 2004 con objeto de celebrar el 5º Congreso de Periodismo Digital de Huesca, que había comenzado su brillante andadura allá por el 2000.; y reúne los breves textos de 8 periodistas que reflexionan sobre la profesión que viven y comparten.

Me limitaré a extraer algunas breves citas y reflexiones que me resultan interesantes, pues les invito a que se descarguen esta obrita de la página de la APA, y lo lean con tranquilidad en la comodidad de su casa.

 La máquina de la realidad, por Jorge Alcalde

Ya no hay nada más alejado de la realidad… que el lienzo que emborronamos cada mañana los periodistas…

A esto se le llama credibilidad. Y es el mayor tesoro de un medio de comunicación. Y no es fácil comprender cómo se logra.

…la credibilidad es un concepto que comparte demasiadas atribuciones… con la credulidad

Si explotamos demasiado nuestra credibilidad, estaremos forzando a nuestros lectores a que nos crean “por que sí”, a que sean crédulo. Y en ese momento, dará igual que estemos contando una verdad como un templo: el espíritu acrítico y la falta de escepticismo habrán conformado un medio ambiente incapaz de reaccionar de manera distinta ante la verdad que ante la mentira. Habremos convertido nuestra profesión en una máquina de contar historias verosímiles en lugar de veraces.

La verdad no es moneda de cambio cuando no hay modo humano de medirla. Así que sustituyamos lo veraz por lo verosímil. Y la realidad ya no será como nos la cuentan, sino porque nos la cuentan.

Periodismo y basura, por Matías Antolín

 

…Ética y Comunicación, … si te asomas al interior de cualquier medio, estas dos palabras parecen incompatibles. La palabra ética no está en el diccionario de muchos periodistas.

Aprendí de Raúl del Pozo que periodista es aquel capaz de resumir El Quijote en un folio diciendo el lugar exacto de La Mancha, y que un buen reportero es aquel que cuando le envían a entrevistar a un hombre que se ha comido una moto, no pregunta más que por la digestión.

Manuel Azaña: ” Al español le gusta tener libertad de decir y pensar lo que se le antoja, pero tolera difícilmente que otro español goce de la misma libertad, y piense y diga lo contrario de lo que él opina”.

Iconos estúpidos de la aldea global (o los tontos del bote televisivo)

…compruebo que la ignorancia no es humilde, es pretenciosa, insolente y atrevida.

Tenía razón Quevedo, todos los que parecen estúpidos, lo son; y además también lo son la mitad de los que no lo parecen.

Vivimos la apoteosis de la mediocridad, la dictadura del tontolitarismo… 

“El ala de la imbecilidad”, que sintió Baudelaire pasar sobre su cabeza…

Como decía Tom Wolfe, artífice del llamado Nuevo Periodismo, hay gente que se compra un periódico por la misma razón que los indios comanches llevaban una pata de conejo colgada del cinturón, como tótem, como fetiche.

Las empresas se alinean con el Poder y el Dinero (políticos y bancos), con lo que difícilmente pueden cumplir su misión de neutralidad. La verdadera independencia del periodista mes ser independiente con respecto a la empresa.

…el periodismo no está siendo notario de la actualidad sino pregonero o instrumento de otros poderes… es como si la prensa sólo existiera para resaltar lo político. Y  más que sus Pepitos Grillos somos sus voceras… hay mucho periodista subido en el podio de la fama y no sale a la calle a mirar  y contar lo que ve y oye.

La prisa y el espacio ha minimizado el Reportaje, que siempre fue la estrella de esta profesión.

 A veces, casi cada vez, las crónicas publicadas parecen notas oficiales de los partidos políticos, de la policía, de los juzgados…

…dice Manolo Váquez Montalbán, la CNN transmite las tragedias como si fueran programas de aeróbic conducidos por Jane Fonda.

 El verdadero oficio de un periodista es la libertad.

Manolo Martin Ferrand… dice que la  prensa es como la silicona, una masa útil para tapar agujeros y cubrir hendiduras. ¿Tiene mucho poder la prensa? Los que lo tienen son sus nuevos dueños.

Las cosas no son como son sino como se cuentan. Y si no se hablara de una cosa sería como si no hubiera sucedido.

La hipocresía social impone la mentira piadosa para no revolver estómagos agradecidos. La verdad es un ácido que corroe las vísceras.

Con frecuencia sucede que la verdad no es verosímil, porque la mentira, en su envoltorio de fraude, tiene más credibilidad.

El silencio también es una opinión.

Etiquetas, por Mariano Gistaín

Un blog es un bol de conciencia.

El columnismo es la ciencia ficción del día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>